Mejores Filtros de Agua para Grifos en 2020

Última actualización el

Una solución eficaz y económica para beber agua más saludable es con un sistema de filtración para el grifo. Son equipos de instalación sencilla que normalmente se usan en la cocina o el lavado del baño, y que eliminan los contaminantes que se encuentran presentes para hacerla apta para el consumo directo. Con el uso de estos filtros se consigue mayor purificación, mejor sabor y la certeza de un líquido más puro y suave. Sin embargo, comprar filtros de agua para grifo no es una tarea fácil. El mercado te ofrece muchas opciones, diferentes tamaños y una variedad de diseños entre los que has de saber elegir. Al elegir un modelo específico tendrás la duda de ¿cómo saber si el filtro es eficiente o no? o ¿cuál es el modelo adecuado para tu hogar?. Son muchas las consideraciones que debes tener en cuenta a la hora de comprar uno, desde saber cómo utilizarlo hasta las ventajas que presentan. Para ayudarte a tomar la mejor decisión aquí te enseñamos cómo usarlo y qué aspectos son importantes a la hora de comprar un filtro de calidad.

Cómo cambiar un filtro de agua para grifo

A la hora de comprar un filtro, debes asegurarte de que el modelo que elijas sea capaz de eliminar las impurezas, así como la cantidad de cal y el exceso del cloro utilizado para su tratamiento.  También otros contaminantes que pudieran estar presentes y que reducen tanto la calidad como la pureza del agua que consumes. Por otro lado, debe garantizar un sistema de filtración rápido y fácil, y por supuesto con un montaje sencillo que te permita alternar entre agua filtrada para tu consumo y no filtrada para otros usos, como lavar platos o limpiar. Entre los sistemas de filtración más recomendados se encuentran los que funcionan por ósmosis, aquellos que son multicomponentes y los elaborados de un único material.  Los equipos que emplean el proceso de ósmosis operan según las propiedades del líquido. Filtran a través de una membrana los elementos contaminantes y se obtiene un líquido libre de residuos. Aunque son muy efectivos, la complejidad de su funcionamiento los hace más caros que otros modelos del mercado. Una opción más asequible son los sistemas de un único material activo, como los filtros de carbón activado y los de perlas de cerámica. En estos se hace pasar el agua para que el material del filtro absorba las impurezas por una etapa de filtrado. Los que tienen un sistema de varios componentes, aparte del carbón y las perlas, pueden incluir arena fina o iones de plata para absorber los contaminantes en varias fases. Resulta un proceso muy eficiente que produce un líquido más puro y saludable. Lo cierto es que gracias a los filtros de agua para grifo es posible consumir el líquido vital de forma instantánea y más purificada, por lo que es un equipo indispensable que debes tener en tu hogar. A continuación te describimos la forma correcta de utilizarlo.

Comprueba el tamaño

Mejorar la calidad del agua es el objetivo que tienen los filtros, su instalación debe ser práctica y acoplarse directamente al grifo para que puedas colocarlo en tu casa sin necesidad de un técnico especializado. La mayoría de los modelos que se comercializan tienen un sistema de montaje y desmontaje muy fácil, sin requerir herramientas para que lo puedas usar de inmediato con solo seguir las instrucciones. Para comprar el equipo adecuado que mejor se adapte a tus necesidades, debes conocer las características de las marcas que ofrece el mercado. Necesitas un modelo compatible con la grifería y el diseño de la tubería, por lo que debes tener en cuenta de que espacio dispones para instalarlo por ti mismo. Por lo que es importante asegurar que las medidas del filtro coincidan con las que tienes en el sistema de tu grifo, y de esta manera el equipo calce perfectamente para evitar daños en la tubería o posibles accidentes con su activación.

Coloca el soporte del grifo

Al tener claro de qué tamaño será el filtro que debes comprar según la zona en la que lo vas a instalar, es indispensable pensar en el soporte del grifo. Es un elemento que tienes que colocar para apoyar el filtro y que sirva para darle estabilidad. Esto favorecerá un mayor rendimiento en el funcionamiento del equipo y evitará que se produzcan daños a la tubería por el peso que se añade al instalarlo. Lo puedes colocar cerca del grifo y realizar un pequeño trabajo de unión con pegamento de silicona para que sea fácil de enlazar con la tubería. Algunos modelos más pesados requerirán el uso de tornillos para una máxima resistencia en el soporte, siempre que estos no perforen el material del filtro ni dañen la tubería del grifo.

Retira el plástico de protección

Cuando compras un equipo de filtrado, normalmente vienen con un plástico que los protege de los golpes. Estos se colocan para evitar que sufran algún desperfecto con el traslado y con el choque que pueda generarse entre sus piezas. Para un correcto funcionamiento es importante que antes de empezar su instalación retires todo el plástico de protección que tienen alrededor los componentes del filtro Con esto podrás garantizar el contacto con el agua y que el sistema de filtrado pueda eliminar los residuos de manera eficiente para lograr una óptima purificación.

Pon los anillos de sujeción

colocar los anillos de sujección del filtro de agua Uno de los fallos que se pueden presentar en la instalación de un filtro, es que a la hora de activarlo haya fugas por las ranuras del sistema. Esto disminuye la eficiencia del equipo y la operatividad se ve afectada a corto plazo. Para evitar este incidente es necesario insertar los anillos o arandelas que ayudarán a fijar correctamente cada una de las piezas.  Se trata de unas gomas redondas que incluyen los componentes del filtro, por lo que tienes que colocar cada una de estas gomas en el punto correcto que se especifica entre el soporte de apoyo, el cartucho del filtro y la carcasa que protege el exterior del equipo. En este punto tienes que prestar mucha atención a la hora de encajar cada elemento para lograr que ajusten de forma correcta y con la pieza adecuada.

Enrosca el tubo

Para lograr que el sistema de filtración sea efectivo y logre la purificación, es imprescindible que el tubo o  cartucho quede bien instalado. Este es el componente más importante del equipo, ya que a través de él se eliminan los microorganismos contaminantes gracias a los componentes que absorben las impurezas. El uso adecuado del filtro se logrará si enroscas con mucho cuidado el tubo en el soporte que tiene sobre la tubería, de manera que ajuste completamente.  Es un paso que debes hacer con mucha precisión para que el líquido pase y pueda dejar los residuos para convertirse en agua purificada y perfecta para el consumo.

Coloca la carcasa

Este es el paso final para empezar a usar tu filtro de forma correcta. Después de haber instalado todos los elementos del sistema de filtración y con el tubo insertado perfectamente, debes colocar y ajustar la carcasa. Para esto, es necesario enroscarla muy fuerte al soporte unido a la tubería del grifo, en el que es importante asegurar que los anillos de sujeción se encuentren en el lugar de cada pieza. Con estos sencillos pasos ya está instalado el filtro. Solo queda que conectes la manguera a la tubería de agua y hacerla pasar a través del tubo para obtener un líquido más sano. Al introducirla en el canal, puedes activar el equipo y configurar la palanca para regular el caudal. Depende de la marca y el diseño, unos equipos proporcionan mayor cantidad de líquido filtrado que otros. Por último, una de las cosas que no debes pasar por alto, es realizar un mantenimiento al sistema de filtrado cada cierto tiempo. Está aquí el punto clave de su funcionamiento, ya que la acumulación de microorganismo se produce en el tubo de filtración. Para lograr un mayor rendimiento, debes limpiar cada pieza por separado, luego lavar con abundante agua el cartucho y con un paño húmedo limpiar el exterior de la carcasa sin necesidad de requerir productos químicos ni detergentes.

Por qué debes comprar un filtro para grifo (ventajas)

Conseguir un líquido más saludable y de mejor sabor es el objetivo principal que tiene el uso de los filtros de agua para grifo de cocina. Su funcionamiento está basado en eliminar contaminantes en un alto porcentaje y hacer del líquido vital una fuente de salud para tu consumo. Aunque no es recomendable usarlos en líquidos no tratados o aquellos muy contaminados, lo cierto es que es un equipo capaz de eliminar residuos e impurezas en grandes proporciones y así, mejorar la calidad del agua que tomas hasta en un 20% pureza. Son equipos de uso diario, diseñados para absorber los contaminantes que el proceso de tratamiento industrial no pudo. Según cada fabricante el sistema de filtración puede ser permanente o de recambio, por lo que son una solución sostenible y eficaz. Los que requieren renovar su cartucho normalmente tiene una vida útil de alrededor de 3 meses o una capacidad de uso aproximadamente de 1.200 L, mientras que los que son permanentes solo precisan algún cambio después de mucho tiempo y uso. Sin embargo, este último modelo necesita una limpieza más profunda y constante para retirar las partículas que se absorben en el proceso de filtración. De esta manera, son muchos los beneficios que tiene el uso de filtro de agua para grifo en tu hogar y que debes tener en cuenta a la hora de consumir un líquido de mayor calidad.

Ventajas de utilizar un filtro para grifo en tu casa   

Estos tipos de filtros son muy usados en la cocina y se instalan directamente en el grifo, y la mayoría de los modelos cuentan con un interruptor que se activa para tener agua filtrada y no filtrada. Están elaborados de materiales absorbentes capaces de eliminar impurezas, el exceso de cloro, sedimentos, bacterias y otros compuestos orgánicos y no orgánicos presentes.  Son equipos fáciles de colocar, que utiliza uno o varios materiales para el proceso de filtración y el cartucho lo puedes reemplazar sin complicaciones. A continuación los principales beneficios de tener uno es casa. Estos son:
  • Consumir agua más saludable: aunque el líquido que llega a tu casa provienen de una fuente con previo tratamiento, aún puede tener residuos que son dañinos para la salud. Los filtros para grifo absorben estos contaminantes para obtener un líquido potable y más sano para el consumo.
  • Eliminan el cloro presente: en las instalaciones de tratamiento se utiliza cloro como desinfectante, por lo que es necesario eliminarlo para evitar enfermedades. Los modelos y sistemas de filtración logran reducir la cantidad de cloro y producen un líquido apto para su ingesta.
  • Impide la proliferación de microorganismos: el Cryptosporidium y la Giardia son bacterias que normalmente están presentes en las aguas, y aun cuando el proceso de tratamiento las elimina, algunas pueden sobrevivir y llegar por la corriente del grifo. Los filtros impedirán que estos microorganismos pasen a tu grifo y proliferen en él.
  • Absorben sabores extraños y olores desagradables: uno de los objetivos de instalar un filtro es de eliminar sabores y olores que pueda tener el agua proveniente de las tuberías; de ahí la importancia de instalar uno en tu casa.
  • Reducen la cantidad de metales pesados: los sistemas de filtración eliminan de manera permanente los metales más abundantes como el magnesio y calcio, hasta el mercurio, zinc o níquel presentes. Sin embargo, pueden adherirse nuevamente a través de las tuberías o los suelos contaminados. Estos equipos son capaces de absorber por completo la proporción de esos elementos.
  • Filtran los nitratos y nitritos: estos son compuestos que se filtran desde el proceso de tratamiento por alguna fuente de insecticidas o pesticidas que se haya usado en los suelos cerca de la recolección. Los equipos de filtración son muy eficientes para eliminar estos elementos y proporcionar un líquido más saludable al organismo.
  • Favorecen el medio ambiente: son equipos de funcionamiento eficaz y no generan desperdicios por fugas, aparte no necesitan electricidad ni haces uso de envases de plástico al no consumir agua embotellada.
  • Son de fácil instalación: todos los modelos de filtración están fabricados para ser instalados de forma rápida y sencilla. Es un sistema que no necesitará más de 5 minutos para su activación, ni de un técnico especialista que lo coloque. Lo puedes hacer tú mismo sin requerir conocimiento alguno.

Qué debes de tener en cuenta antes de comprar un filtro para grifo

Aspectos como utilidad, tecnología, capacidad, fácil montaje y funcionalidad son las consideraciones que debes tener en cuenta al comprar filtro de agua. Busca el que mejor encaje con tu modelo de grifo o tu tipo de tubería. Estos son equipos muy prácticos que lo puedes activar por ti mismo y en solo unos minutos. Son fabricados con una avanzada tecnología que utiliza uno a varios componentes, como el carbón activo, un sistema de membrana o las perlas de cerámica, para absorber los contaminantes, residuos, impurezas, microorganismos vivos presentes en el agua ya tratada y hasta microplásticos que no han sido eliminados a nivel industrial, y que si se ingieren afectan gravemente la salud. También, depende de la calidad del líquido que llega a tu grifo es importante saber si debes adquirir un equipo de 1, 2 o 3 fases de filtrado, mientras el agua tenga una menor calidad, el sistema de filtración debe ser de mayor cantidad de etapas, para lograr absorber la mayoría o la totalidad de los contaminantes. De esta manera, al comprar un equipo de filtración lo primero que tienes que identificar es la calidad del agua que llega a tu grifo, también cuál es el diseño que mejor se adapta a tu espacio, con esto puedes saber el modelo para tu grifo, y la capacidad que llega a tu casa, de esta manera comprar el tamaño adecuado para conseguir un proceso de filtración al mismo caudal. Luego el uso que tendrá según la funcionalidad en tu hogar y finalmente el aspecto estético. Estos últimos se detallan a continuación para que puedas tomar la mejor decisión.

Usos y aspecto estético de un filtro de agua para grifos

De acuerdo con el uso que le vayas a dar al filtro puedes comprar el modelo que más se ajuste a tus necesidades, y hasta elegir entre los diversos diseños que ofrece el mercado para conseguir el más estético para tu casa. Como este equipo es un modelo usado específicamente para la cocina o el lavado del baño, su principal funcionalidad radica en:
  • Lograr que el agua sea potable, por lo que puedas consumirla directamente del grifo sin generar problemas para tu salud.
  • Conseguir que el líquido vital tenga un buen sabor, ya que el carbonato cálcico puede añadir un sabor que afecta su calidad.
  • Cuidar tu piel al instalarlos en la ducha, su sistema de filtrado evita que esta pueda resecarse y adsorba agentes nocivos al organismo.
Finalmente, es importante considerar el aspecto estético del equipo, que tenga un buen diseño para mantener el mismo estilo de decoración en tu cocina o baño y que se pueda integrar fácilmente. Puedes elegir un modelo de cerámica o de acero cromado, que sean giratorios para un mejor acceso y hasta con un sensor que te indique cuando es necesario el cambio del filtro.

Alberto

Creador y autor de este sitio web. Muchas gracias por leerme. Soy ingeniero agrónomo. La agricultura sostenilbe es mi pasión. Aficionado a la acuariofilia y padre de familia.